Control de pasaporte en primera persona.

Control de Pasaporte

¿Quién no soñó alguna vez con tener el pasaporte completo de sellos?

Claro que para conseguirlo hay que cumplir una premisa: Viajar… pero no se trata solo de eso, sino que hay que hacerlo de manera frecuente para lograrlo. Recuerdo haber visto hace un par de años el video que publicó Luisito Comunica en su canal de Youtube:  “Así se ve un pasaporte COMPLETO”, y además de causar envidia,  me generó muchas ganas de viajar.

Pero atento. Con la llegada de la tecnología son cada vez más los aeropuertos que tienen un sistema de control migratorio de manera digital y automática. 

Son los últimos años de ese ritual de hacer fila esperando que te asignen un número de cabina, dirigirse hacia la misma, saludar con la mejor cara al personal de migraciones, entregar el pasaporte, esperar a que complete un formulario con tus datos (o hasta incluso escanear el pasaporte) mientras se ponen lindo/a para la foto, posicionarse delante de una cámara y luego ver cómo coloca el sello de ingreso/egreso en tu pasaporte mientras echan un vistazo para ver como salieron en la foto. 

El control migratorio digital se va a hacer cada vez más recurrente y la posibilidad de completar el pasaporte con los sellos se nos está acabando. Más aún con el tema del coronavirus, el contacto mínimo entre personal aeroportuario y pasajero llegó para quedarse.

En lo que a mi respecta, admito que prefiero pasar tal vez un momento incómodo por las preguntas o comentarios que pueda llegar a hacerme el personal de migraciones, a tener que recurrir a una máquina que no tiene sentimientos y no nos deja plasmado el sello de ese país en el pasaporte, cosa que para un viajero de pura cepa es de lo más placentero que puede existir.

¿Qué pasa en Argentina?

En el Aeropuerto de Ezeiza contamos con el control migratorio rápido.

Se trata de posicionarse frente a una eGate que escanea el documento de viaje con sus datos y fotografías en el lector digital, una vez realizada esta operación se abre la primera puerta del dispositivo para que la persona ingrese y se ubique sobre el lugar señalizado por huellas, una vez posicionado automáticamente se efectúa una toma fotográfica. Seguidamente, se apoya el dedo pulgar en el lugar indicado y si todo está correcto se abrirá la segunda puerta, indicando que el trámite ha sido terminado y registrado. 

Los expertos afirma que la tecnología de identificación biométrica hará que los aeropuertos y los viajes aéreos sean más rápidos, sencillos y seguros, un aspecto importante en una era en la que la aviación es un blanco de delincuentes y terroristas.

“Maquinita” vs Persona. 

En la actualidad todavía hay pasajeros que no se sienten cómodos usando el sistema digital, y hasta incluso hay algunos que afirman que les preocupa que las bases de datos de reconocimiento facial estén sujetas a una responsabilidad limitada y sean vulnerables al abuso del gobierno o la falta de control. 

Es por ello que por ahora se puede optar por pasar por la verificación de identificación tradicional usando sus pasaportes.  Además que, en Argentina, es obligatoria para personas que viajen con menores a cargo y extranjeros.

En nuestro caso, cuando podemos vamos directo a las cabinas para realizar el control de forma tradicional, pero bueno, hay casos en los que sí o sí debemos pasar por la “maquinita”. No es que hayamos tenido malas experiencias con el uso de la tecnología, salvo alguna demora en el reconocimiento de la documentación o toma de fotografía, sino que como dijimos antes, preferimos el sello en el pasaporte.

Sin embargo, puede ocurrir que cuando arriban muchos vuelos a un aeropuerto y se junta mucha gente para hacer el trámite migratorio por las máquinas; termina resultando más rápido el control presencial que pocas veces se encuentra habilitado (salvo para extranjeros y familias).

Tipos de personas que te puede tocar en un control de pasaportes.

En nuestros viajes nos hemos cruzado con todo tipo de personas trabajando en el control migratorio.

Está el que se burla de cómo saliste en la foto del pasaporte, por lo menos hace un poco más relajado el momento.

También está el que parece que no tiene ganas de vivir y solo quiere que pase la hora para irse a su casa.

No falta el que te habla en su idioma de la manera más cerrada posible. Y uno, sin entender lo que pregunta, solo logra ponerse aún más nervioso.

Además, el que tira algún chiste con tu nombre o con la foto. A mí dame siempre de estos.

Y está el que le busca el pelo al huevo, te pregunta todo y te hace transpirar la gota gorda. A continuación les dejamos ejemplos vividos en carne propia.

Cómo nos fue con el control de pasaporte en Canadá.

En el aeropuerto de Cálgary, nuestra primera vez en Canadá, fue donde más preguntas nos hicieron para admitir nuestro ingreso. Y en particular, donde más nervioso me puse.

De por sí teníamos un itinerario extraño, que en otro post desarrollaremos, pero básicamente ingresábamos a Canadá por dos días con Aeroméxico, para luego ir a Estados Unidos dos semanas con United Airlines y luego volver a Canadá con United para regresar a Buenos Aires con Aeroméxico. Imagínense que ustedes no lo están entendiendo, menos lo iba a entender el policía en un diálogo que fue más o menos el siguiente:

–¿Primera vez en Canadá?

–Sí, primera vez.

–¿Cuál es el motivo del viaje?

–Turismo.

–¿Cuántos días?

–Dos días, pero después vamos a Estados Unidos y luego volvemos otros dos días.

(Todo esto en un inglés básico).

(Cara rara del policía).

(Y yo pensando si hablé de más).

–¿Tienen los pasajes de regreso?

–Si…

(Mientras buscábamos los billetes impresos, se nos traspapelaba todo y empezaba a ponerme nervioso. Una vez que encontré los billetes impresos se los mostré y volvió a poner cara rara…).

–¿Cuál es el nombre del hotel donde van a quedarse?

(Por dentro intentaba encontrar las palabras para explicarle que no teníamos un hotel sino un AIRBNB).

–No tenemos un hotel, reservamos un AIRBNB cerca del aeropuerto.

–¿Qué van a hacer en estos días?

–Visitar Banff, lo que se pueda…

(Cara de enojado…deja pasar unos segundos y pone el sello en los pasaportes).

–¡Bienvenidos a Canadá!

–¡Gracias! (LCDTM).

Cómo nos fue con el control de pasaporte en la Unión Europea.

Entrar a la Unión Europea pensaba que iba a ser con la misma exigencia que a Canadá,  pero nada de eso.

En nuestro primer viaje a Europa entramos a Grecia vía Estambul, y la verdad es que no nos preguntaron nada de nada. El personal de migraciones solo tardó unos segundos en abrir el pasaporte y poner el sello de entrada. 

Una situación similar nos tocó en el aeropuerto de Barajas, Madrid. El ingreso fue sencillo, sin demasiadas preguntas, solamente nos consultaron en qué vuelo veníamos y listo, sellaron el ingreso a España.

Desconocemos si se trató de algo aleatorio o no tuvimos problemas porque tal vez ya contábamos con varios sellos de otros países.

Pero no siempre es así,  por ejemplo, a familiares nuestros de nacionalidad paraguaya, para ingresar a Europa desde Barajas les hicieron la vida imposible e incluso a uno de ellos lo subieron al siguiente avión de regreso por no contar con la documentación correspondiente en orden. Sumado a que muchos de los paraguayos que viajan a España, lo hacen con intención de quedarse a trabajar; por tal motivo son más estrictos con ellos.

Seguramente haya restricciones dependiendo del país de procedencia.

Recomendaciones a la hora de viajar.

Para no tener que pasar por malas experiencias en los aeropuertos, tanto en partidas como arribos de vuelos internacionales, recomendamos lo siguiente:

  • Revisar fecha de vencimiento de pasaportes y visas.
  • Tener respaldo de dinero tanto en tarjetas de crédito como en efectivo. Y más que nada en efectivo, en algunos países hemos leído que esto es una condición fundamental. Pero… ¿De cuánto efectivo hablamos? Nosotros calculamos siempre por lo menos una noche de hotel por día de viaje. Cada cuál tendrá su regla al respecto y no decimos que está mal, solo que hay que tener en cuenta este aspecto a la hora de viajar a países que sean exigentes para el ingreso.
  • Tener impreso los pasajes de ida y de vuelta.
  • Tener impreso las confirmaciones de los hoteles donde se van a hospedar. En caso de que, por ejemplo, vayan a casas de amigos o familiares eviten informarle esto a las autoridades ya que pueden pensar que van a ese país para instalarse. Para evitar este mal trago lo que hacemos nosotros es, previo al viaje, reservar un hotel con cancelación gratuita por los días que vamos a permanecer en el país de destino, luego imprimimos la confirmación con los datos del hotel, y automáticamente cancelamos la reserva. Y si, en todo caso nos preguntan dónde nos vamos a quedar mostramos la confirmación impresa y ¡ANDÁ A CHEQUEARLA AL ÁNGULO!

 

Ustedes ¿qué experiencias tuvieron tanto en los controles biométricos cómo en los controles tradicionales? ¿Cuál prefieren? 

 

 

Créditos de la imagen de portada para: Rusalia.com

Compartir en...

Comentarios en “Control de pasaporte en primera persona.

  1. Muy buena nota! La tecnología reemplaza las tareas habituales, incluída la de poner sellitos!
    Esos diálogos de migración son tal cual! Pagaría por saber que es lo que estan evaluando con esas preguntas! Jaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.